ImagenLa Interprofesional del Aceite de Oliva Español y olivareros andaluces han vuelto a reivindicar la necesidad de retirar las aceiteras rellenables de los bares. Una petición que, pese a haber sido trasladada desde hace tiempo a la Unión Europea, todavía no ha recibido respuesta. El debate se ha vuelto a abrir durante un ciclo de conferencias que la Interprofesional celebra en diferentes zonas productoras andaluzas con profesionales del sector. El vocal de la Federación de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Enrique Delgado, ha asegurado que “lo lógico” es que cuando alguien toma un aceite sepa lo que está consumiendo y que sus botellas no se puedan rellenar con otros. Además, ha comparado la situación del aceite con la del vino y ha señalado que sería “impensable” que este último producto se sirviera en la mesa en botellas ya abiertas. El uso de aceiteras también puede repercutir negativamente en la calidad del producto. Si no se lavan bien, los restos que van quedando de los diferentes aceites pueden oxidarse y generar la aparición de defectos que se trasmiten a los aceites con los que se va rellenando la aceitera. Con el fin de garantizar la calidad del producto y de generar una mayor confianza en el mismo, el Consejo Regulador de la DOP Aceite de La Rioja también apoya la solicitud de retirar las aceiteras rellenables en los bares. De esta manera, se logra trasmitir una imagen de trasparencia y se garantiza el derecho del consumidor a conocer qué tipo de aceite de está consumiendo.

Añadir nuevo comentario